Estás aquí: Inicio » Uncategorized » Attitude 2012 Conocelo

Attitude 2012 Conocelo

El nuevo Dodge Attitude presenta un coche que, no tiene nada qué ver con su antecesor. Luce atrevido, vanguardista y hasta con toques deportivos.

El motor 1.4 litros viene asociado necesariamente a una transmisión manual de cinco velocidades; el 1.6 es sólo automático con caja de cuatro. Tiene palancas para abrir la cajuela  y tapón de gasolina. El subchasís trasero está compuesto por eje torsional y frenos de tambor. Para engranar reversa, la palanca cuenta con un gatillo empleado originalmente por coches alemanes de hace dos décadas.

El interior esta ligado con el exterior en cuestión de diseño, con un tablero que tampoco tiene nada que ver con el anterior. Es más ergonómico y no consta de dificultad alguna para operar los controles. Si bien tiene una totalidad de plásticos duros, lucen agradables a la vista y bien ensamblados. La iluminación es azul y blanca, lo que le de una apariencia de modernidad.

En diseño del equipamiento tenemos emociones encontradas, ya que tiene por un lado computadora de viaje, entradas auxiliar y USB para el radio, faros con ajuste de altura, rines de 16″, luces de niebla, elevadores eléctricos y demás atractivos. Por otra parte, hay enormes carencias como las bolsas de aire y los frenos ABS; un par de elementos cuya ausencia nos parece injustificada e inaceptable en un coche que roza los 200 mil pesos. Para obtener este par de elementos, hay que preferir la versión GLS Sport, que adiciona caja automática y un motor más grande (1.6 litros, 124 HP), pero para esta versión hay que pagar 227 mil pesos.

Si bien tiene un motor de 1.4 litros de desplazamiento, el tener cabeza multiválvula y sistema dual de gestión y apertura de las mismas, le permite al pequeño sedán moverse con soltura para un coche de 108 HP, que es la cifra de potencia oficial. Este pequeño pero eficaz motor gira libremente y sin quejas hasta el corte de inyección, por ahí de las 6,500 rpm. El Attitude puede acelerar de 0 a 100 km/h, en la altura del DF, en 13 segundos, ubicándolo en la  gama de los autos más grandes y potentes, como el Jetta, Lancer, etc. Las recuperación también es buena pero no tan lúcidas como la aceleración, en parte por el limitado torque del 1.4 litros. En cuanto a la relación km/l también es buena, ya que consigue 14.3 km/l en ciudad y casi 20 en carretera.

En la marcha, se presenta el reducido peso del Attitude, que en esta versión, ha perdido casi 100 kg frente a la anterior versión. Esa pérdida de peso cobra intereses a la hora de acelerar y desplazarse en la ciudad, el espacio ideal para este auto. No igualmente en carretera, en donde esa ligereza y una dirección más suave, exigen a que seamos prudentes y moderados con las transferencias de peso. En autopista, hasta 120-130 km/h parece que todo está en orden, pero basta con rebasar los 140 para que su temple cambie de noble y suave, a nervioso y fuertemente afectado por los vientos. Cuanto más aceleremos, más vaga se nota la dirección y más escasa la estabilidad lineal; mejor conservar una velocidad no mayor a 120 km/h, que al final de cuentas es el límite máximo en nuestras carreteras.

En referente a la prueba de frenado, observamos un control condicionalmente bueno siempre y cuando mantengamos bien agarrado el volante y dosifiquemos el pedal para no bloquear pronto y las llantas queden cuadradas. El promedio de las prueba de frenado fue de  51 metros para detenerse desde 100-0 km/h; un alcance insuficiente incluso en el segmento de los subcompactos.

Expuesto lo anterior, sólo queda añadir que el nuevo Attitude es un auto llamativo visualmente y fácil de manejar. Se desplaza bien en la ciudad pero hay que tener cuidado en carretera. Si lo que se busca es equipo de confort tal vez quedemos satisfechos, pero si pretendemos un sedán subcompacto seguro para viajes en carretera, hay que tomar en cuenta otro auto. No hay que dejar de lado que este auto cuesta entre 160 mil y 227 mil pesos, y lo máximo que se puede tener es a un par de airbags y ABS. En este sentido se nos vienen a la mente dos rivales que se pueden considerar: el Nissan Tiida brinda eso mismo, más motor y mucho más espacio por menos de 196 mil pesos. O el Ford Fiesta sedán, que por 223 mil pesos tiene caja de doble embrague, siete bolsas de aire y controles de tracción y estabilidad.

Attitude GL MT, 159,900 pesos

FICHA TÉCNICA DEL DODGE ATTITUDE 2012

Motor
SituaciónDelantero transversal
Nº de cilindrosCuatro en línea
Bloque / cabezaAluminio / aluminio
DistribuciónDOHC, 16 válvulas
AlimentaciónIn­yec­ción electrónica, VVT
Cilindrada1,396 cc / 1.4 litros
Diámetro x carrera77.0 x 75.0 mm
Compresión10.5 :1
CombustibleGasolina, 87 oct
Potencia máxima108 HP a 6,200 rpm
Par máximo137 Nm (101 lb-pie) a 5,000 rpm
TransmisiónCaja Manual, 5 velocidades
TracciónDelantera
EmbragueMonodisco en seco
Relación diferencial3.83 :1
Bastidor
Susp. del.MacPherson c/brazo “L”
Susp. tras.Ruedas tiradas
Elem. elásticoResortes helicoidales
Estabilizadora del / tras.Sí / no
Frenos del.Discos vent., 255 mm
Frenos tras.Tambores, 203 mm
AsistenciasN.D.
DirecciónEléctrica
Giros / ø volante2.8 / 37 cm
Diámetro de giro8.7 m
Neumáticos195/50 R16 84H
RENDIMIENTOS
Vel. máxima180 km/h
Acel. 0-100 km/h11.6 s
Consumo en ciudad13.88 km/l
Consumo en carretera21.27 km/l
Consumo medio17.85 km/l
Emisiones de CO2133 gr/km

Fuentes:

http://www.dodge.com.mx/autos-nuevos/attitude-2012/

http://www.noticias.autoplaza.com.mx/nota-18474–dodge-attitude-2012-prueba-de-manejo

Deja un comentario