Estás aquí: Inicio » Noticias » Llamado a revisión General Motors

Llamado a revisión General Motors

general motors

General Motors llamó a la reparación de varios modelos de sus vehículos comercializados en Estados Unidos, Canadá y México por una falla que podría derivar en un incendio, que ya ha causado accidentes menores.

La empresa llamó a reparar un millón 411 mil 332 de sus vehículos, la mayoría de los cuales (un millón 283 mil 340) fueron vendidos en el mercado de Estados Unidos.

El resto de los autos afectados por esta falla, más de 120 mil vehículos, fueron vendidos en Canadá, México y otros mercados de exportación, de acuerdo con la empresa.

La falla consiste en fugas de aceite que pueden provocar incendios en el motor de los vehículos, lo que ya ha causado 19 lesiones menores en los últimos seis años, de acuerdo con General Motors.

Los vehículos afectados corresponden a modelos 1997 a 2004 de las marcas Pontiac Grand Prix, Chevrolet Impala, Chevrolet Lumina, Chevrolet Monte Carlo y Oldsmobile.

Llamado a revisión julio 2015

Llamado a revisión de General Motors para unos 55 mil vehículos que vendió en México, como parte de un llamado para arreglar un desperfecto en casi 780 mil de sus productos comercializados en América del Norte.

La empresa detalló que los productos afectados son vehículos tipo SUV fabricados entre 2007 y 2012, que hasta el momento se han visto envueltos en 56 accidentes, ninguno de ellos fatal.

Los modelos afectados son Buick Enclave, de 2008 a 2012; Chevrolet Traverse, de 2009 a 2012; GMC Acadia, de 2007-2012; y Saturn Outlook, de 2007 a 2010.

El defecto consiste en que el mecanismo que mantiene abierta la puerta trasera de estos vehículos puede presentar fallas y cerrarse sobre una persona.

Los propietarios de los vehículos afectados serán notificados por correo sobre el desperfecto, que será reparado sin costos en los distribuidores de General Motors.

El llamado difundido este viernes implica el mayor número de vehículos para reparar por la empresa este año. Durante 2014, General Motors llamó a reparar casi 27 millones de sus productos tan sólo en Estados Unidos.

Llamado a revisión enero 2015

GM llamó a reparar unas 92,221 camionetas pick up y todoterreno debido a un defecto en los sistemas de seguro del interruptor de encendido que pueden ocasionar problemas de seguridad en condiciones de calor.

El llamado cubre ciertos modelos de 2011 y 2012, y algunos de 2007 a 2014 que fueron reparados con partes defectuosas. El aviso es para vehículos de Estados Unidos, Canadá, México y exportados.

¿Qué modelos están incluidos en este llamado?

Los modelos afectados son las camionetas pick up Chevrolet Silverado de trabajo ligero y pesado; Avalanche, Tahoe y Suburban; las camionetas GMC Sierra de trabajo ligero y pesado; así como and Yukon y Yukon XL; Cadillac Escalade, Escalade ESV y Escalade EXT.

GM dice que los accionadores de seguro de encendido pueden ser demasiado anchos, lo que dificulta girar la llave cuando el interior del vehículo está caliente. No se han reportado accidentes ni personas lesionadas debido al defecto.

Llamado a revisión en octubre

La compañía anunció dos retiros más, elevando el total a 71 en el año, mayormente 30 millones de vehículos en Norteamérica.

El mayor de los retiros anunciados cubre poco más de 430.000 Cadillac SRX y camionetas deportivas Saab 9-4X ya que algunas tuercas en la suspensión trasera pudieran no haber sido apretadas apropiadamente. Eso pudiera hacer que el ajustador de la convergencia se separe de la suspensión, causando un accidente.

El retiro del SRX afecta los modelos de 2011 al 2015 y de las Saab a los modelos de 2011 y 2012. GM dice que el problema ha causado tres choques y dos heridos.

Los concesionarios inspeccionarán los vehículos e instalarán nuevas piezas si es necesario. Los SRX no vendidos están siendo inspeccionados.

El otro retiro cubre casi 94.000 mini autos Chevrolet Spark de los modelos de 2013 al 2015 en Estados Unidos y Canadá. Óxido puede hacer que un enganche secundario del capó falle y el capo puede abrirse inesperadamente, bloqueado la visión del chofer. GM dice que no conoce de choques ni lesiones causados por el problema.

Los concesionarios van a remplazar el enganche cuando la pieza esté disponible. GM le instruyó a los concesionarios no vender unos 13.000 autos hasta que se haga la reparación.

La compañía se enteró del problema en marzo cuando recibió reportes de tres enganches oxidándose prematuramente en Gran Bretaña. En los tres casos, el capó se abrió cuando el auto estaba en marcha, de acuerdo con documentos presentados por GM a reguladores en Estados Unidos. La compañía recibió además 10 quejas en garantía en Estados Unidos por enganches oxidados.

GM determinó que el problema se debió a una capa anticorrosión que no cumplía con las especificaciones de la compañía. La capa protectora fue cambiada en la producción el 31 de julio.

Llamado a revisión en septiembre

Se trata de 221.558 sedanes Cadillac XTS y Chevrolet Impala. Este nuevo llamado a revisión de GM se debe a que las pastillas de freno pueden quedar activadas cuando no es necesario, lo que aumenta el peligro de incendio.

El llamado a revisión afecta vehículos Cadillac del 2013 al 2015 e Impalas del 2014 y el 2015. Hay 205.309 vehículos afectados en Estados Unidos y el resto están en Canadá y otros países.

GM informa que la palanca del freno electrónico que activa las pastillas puede no desactivarse completamente. Si los frenos quedan parcialmente activados, el rotor puede sobrecalentarse y provocar un fuego.

Sin embargo, no conoce de ningún accidente o lesiones debido al defecto y que notificará a los propietarios y reparará los vehículos gratuitamente.

Llamado a revisión en junio

Ahora revisará 3,36 millones de vehículos adicionales en el mundo, la mayoría en EEUU, por el mismo problema de arranque que llevó a llamados anteriores.

En el caso de este último llamado, la automotriz informa que la llave de contacto que activa el encendido puede pasar accidentalmente de la posición “marcha” a “detenido”, lo cual puede tener consecuencias en la dirección asistida y en algunos casos llevar a los airbags a no desplegarse.

GM contabilizó por el momento ocho accidentes que dejaron seis heridos asociados a este último llamado.

Desde inicios de 2014, GM llamó a revisión a unos 20 millones de vehículos donde los modelos concernidos fueron producidos entre 2000 y 2014, explicó GM.

Entre ellos figuran el Buick Lacrosse (2005-2009) Lucerne (2006-2011), Regall LS & GS (2004-2005), Chevrolet Impala (2006-2014), Cadillac Deville (2000-2005) y DTS (2004-2011) así como el Chevrolet Monte Carlo (2006-2008) y la mayoría de estos vehículos defectuosos (3,16 millones) circulan por EEUU. El resto se ubica en Canadá y México. De todos estos modelos, solo el Impala todavía está en producción.

El fabricante explicó que detectó el defecto en una revisión de la mayoría de sus modelos equipados con un encendido idéntico al de los 2,6 millones de Chevrolet Cobalt, Saturn Ion y Sky, Pontiac 5 y Solstice producidos entre 2003 y 2011, y llamados en febrero, diez años después de descubierto el problema. Este defecto está vinculado a 54 accidentes y al menos 13 muertes.

Llamado a revisión anterior

GM llamó a revisión 89.000 autos para reparar defectos con una bolsa de aire y otros problemas por lo que revisará 31.520 unidades del modelo Buick Verano 2012, así como autos compactos Chevrolet Camaro, Cruze y Sonic porque sus bolsas de aire podrían no funcionar.

Este llamado a revisión se da después que GM reportara que al menos una persona resultó herida en un choque relacionado con esta falla.

El problema afecta una barra de metal, que está diseñada para evitar que la bolsa de aire se infle cuando es instalada en el auto. GM dijo que la barra en los autos afectados puede entrar en contacto con las terminales eléctricas de la bolsa de aire, si esto ocurre durante un choque la bolsa no se infla.

Vale recordar que GM ya había llamado a revisión 7.116 vehículos en relación con el problema.

GM también revisará 61 Chevrolet Spark modelo 2013-2014 y Buick Encore 2013 por un defecto en una de las bolsas de pasajeros y 33 Chevrolet Corvettes modelo 2014 por un cortocircuito que podría deshabilitar las bolsas de aire y también afectar los cinturones de seguridad.

Además, también podría revisar otros 57.512 autos por fallas las piezas que hacen sonar una alarma cuando está metida la llave para arrancar el auto y la puerta del conductor no está cerrada o si uno de los cinturones del frente no está asegurado bien. Ese retiro afecta los Chevrolet Silverado LD 2014, los GMC Sierra LD 2014, y los Silverado HD, Tahoe, Suburban, GMC Sierra HD, Yukon y Yukon XL 2015.

Desde febrero, GM ha llamado a revisión 2,6 millones de autos para repararlos por un problema en el arranque que según la empresa está relacionado con al menos 13 muertes. El problema afecta a modelos viejos de Chevrolet Cobalt, Saturn Ion y otros autos pequeños. Con la falla el motor se puede apagar, lo que desactiva la dirección asistida y los frenos, por lo que es difícil controlar el auto.

Los autos que fueron llamados a revisión el viernes no están relacionados con esa falla.

Deja un comentario