Estás aquí: Inicio » Guía Práctica del Seguro » ¿Qué es un Seguro de Educación?

¿Qué es un Seguro de Educación?

educacion

En lo que a seguros respecta, los especializados en educación no pertenecen a los clásicos. Sin embargo, cobra muchísima importancia como opción de tranquilidad para padres o tutores que quieran garantizarles a sus hijos el futuro educativo en las costosas universidades.

Un seguro de educación es considerado como una forma de protección y también como ahorro específico, ya que el destino del dinero será el mismo al que fue previsto.

Los planes que existen en el mercado suelen ser muy completos y contemplativos de las más diversas vicisitudes que pueden ocurrir desde el momento de la contratación de la póliza hasta el día en que el niño se convierte en adulto e inicia sus estudios de grado.

En líneas generales, las coberturas constan de:

  • Suma asegurada a pagarse cuando el menor ingresa a la Universidad.
  • En caso de muerte o invalidez del contratante, la póliza sigue vigente
  • Devolución de lo invertido en caso de fallecimiento del menor

Un seguro de educación se contrata entre un particular y una aseguradora, y su pago dependerá del contrato (mensual, trimestral, semestral o anual) hasta el vencimiento del plazo convenido.

Entre sus ventajas tenemos que destacar que un seguro de educación aplica también cuando el padre o contratante sufra una invalidez por accidente o enfermedad, o en caso de fallecimiento.

Generalmente están destinados para cubrir estudios universitarios y su costo varía en función de la suma asegurada, que es la cantidad que se quiere ahorrar; y la edad del menor asegurado, así que entre mayor sean la suma y más años tenga el beneficiario el producto será más caro.

En síntesis, el seguro de educación está comprendido en la operación de Vida y su funcionamiento se distingue por la combinación de un seguro de vida (fallecimiento) y un seguro de sobrevivencia (dotal).

Así, los padres (padre, madre o ambos) tienen la oportunidad de formar parte del aseguramiento; ya que en caso de que alguno de estos falleciera se pagará la suma asegurada a los beneficiarios designados o en su caso, sí el menor asegurado llegase a la edad establecida en la carátula de la póliza, también se le pagará la suma asegurada.

Su finalidad es que el menor tenga su educación garantizada, independientemente de que sufriera la lamentable pérdida de sus padres.

Deja un comentario